Pronósticos de apuestas deportivas

Opiniones de expertos en Rápid

El montón de billetes impresiona. Hay, en principio, unos Su lucro viene sobre todo de las propias casas de juego por traer nuevos clientes y de jóvenes que le pagan para obtener sus consejos. Se llaman tipsters y aseguran tener mejor información que nadie sobre a qué se debe apostar para ganarle dinero a estas empresas. La mayoría, sin embargo, ingresa entre 10 y 40 euros por cada nuevo cliente que trae a compañías como Bet, William Hill o Betfair, entre otras. En algunos casos incluso ganan dinero de estas empresas por recomendar una apuesta que se pierde. Tienen cientos de miles de seguidores en sus redes sociales. Se rodean de famosos y muestran una vida de lujos con coches caros y buenos restaurantes mientras simulan que todas estas comodidades vienen del juego online.

Un negocio que crece mientras la edad de los ludópatas cae

Los protagonistas de estos vídeos son los llamados tipsters , vendedores de pronósticos deportivos. Empero el problema es que muchos de estos anuncios en Instagram promocionan, en realidad, a tipsters no profesionales, o directamente a estafadores que piden pagos de hasta euros mediante bancos rusos o criptomonedas por apuestas que después no existen. Así lo resume Javier Linares, fundador de Bet2Earn, una plataforma que hace de intermediaria entre tipsters y clientes. La aparición de este tipo de empresas da una idea de la pujanza económica del sector. Sin embargo, en Instagram abundan cuentas falsas, muchas de origen ruso, cheat anuncios pagados en los que aparecen jóvenes con billetes y deportivos. En varios de estos vídeos se aprecia que el lenguaje original no es el español. Para experimentar que se tratara de una posible burla, este periodista trató de adquirir uno de los pronósticos a uno de los supuestos tipster de Instagram. Dijo llamarse Alejandro, empero no quiso concretar qué consejo iba a vender.

El periodismo independiente no se paga solo

Cómo arruinarse con el juego a los 15 años. El negocio de los intermediarios de las apuestas deportivas. El móvil no le deja de vibrar. Por la mañana le han hecho ganar 1. Tampoco quiere que su cara se reconozca en las fotos. A mi madre le dije la realidad, porque me veía viajando por todo el mundo, con un alto nivel de biografía y se podía pensar cualquier cosa. Quiero dejar claro que no hago nada ilegal y me gusta mi trabajo, explica. Lo mira desde una casa de apuestas de la Guayana Francesa.

El riesgo de la estafa cada vez mayor en el mundo de las apuestas deportivas

Por ello hay inversiones a largo plazo, a corto plazo, con un riesgo bajo y con un riesgo alto. Y todas ellas tienen sus matices. Así, se puede reconocer si las apuestas deportivas pueden estar dentro de alguna de estas clasificaciones, aunque antiguamente de responder es mejor analizarlo en bajura. Lo que primero es registrarse en una casa de apuestas online que sea totalmente segura, legal y fiable. Sí, no feed que ser un apostador todoterreno, ya que la cantidad de datos que hay que manejar es realmente grande. Es aquí adonde el apostador toma ventaja en relación a la propia bookie. Una vez los apostadores se especializan, estos suelen invertir su dinero en las apuestas a largo plazo. Y así es como hay que tomarse las apuestas.

Archivo de pronósticos

De hecho, las casas de apuesta son un punto de encuentro de los jóvenes, como antaño lo eran las salas recreativas. Sí, reconocen que corren el riesgo de perderlo, pero saben que ganar proporciona un alguien estatus en el grupo. Muchos sueñan cheat ser profesionales del juego y ganarse así la vida. Así lo indica la investigación Jóvenes, juegos de azar y apuestasrealizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de Fad Fundación de Ayuda challenge la Drogadiccióncon la colaboración de la Administración del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, un trabajo cualitativo sobre las percepciones de los jóvenes de entre 18 y 24 años en relación a los juegos de azar y las apuestas con dinero, tanto online como de manera presencial. En los grupos de discusión han participado baza jóvenes jugadores como no jugadores y expertos. Del mismo se desprende que los jóvenes empezaron a jugar y a apostar cuando eran menores. Era menor yo. Y bravo, hay sitios en los que no te piden el DNI.

Deja tu comentario